Advertising, Books, Companies, Quality

10 años para estudiar idiomas

Hace unos días, una noticia en los medios, llamó mi atención y me hizo volver a un libro que suelo tener a mano, Prepárate de Lynda Gratoon.

 

La noticia seguro que os suena, es la que Skype ofrecerá traducción simultanea en todas sus llamada, a partir de un futuro muy próximo, ….

skype

 

Ya cuando percibí, esa noticia, intuí que otro negocio quedaba amenazado y con fecha de extinción, no más de 10, 15

Años, tirando hacia arriba. Para esos años las empresas dispondrán de aplicaciones potentes para las traducciones simultáneas, y los idiomas, el aprendizaje de estos, quedará en el campo de los hobbies, y no como hasta ahora, un elemento diferenciador en un Currículum Vitae.

 

Os dejo un pasaje del libro, muy ilustrativo, sinceramente recomiendo el libro, es todo un viaje al futuro

 

lynda gratton

 

“….Dejemos a Jill y su vida cada vez más fragmentada para trasladarnos al centro de Bombay en la otra punta del mundo en donde más tarde esa misma mañana, Rohan, un neurocirujano indio se conecta a Internet.

Aunque cualificado y con dominio de su especialidad, Rohan experimenta el lado oscuro del futuro cada día de su vida. Veamos cómo.

Cada mañana al levantarse, Rohan se traslada a su despacho para preparar el trabajo del día. Cabe suponer que un doctor como él pase mucho tiempo en el hospital trabajando con sus colegas y visitando pacientes. Sin embargo, como muchos especialistas en el 2025, Rohan dedica gran parte de la jornada a trabajar desde el despacho que tiene en casa. Una hora después de haberse despertado , ya ha accedido a la tecnología de visualización que va a necesitar durante el día, y se suscribe para utilizarla durante tres horas.

Hacia las 11.00 ya está listo para empezar la cirugía. Ese día va a dirigir a un equipo de eminentes cirujanos que están en China y que tienen que realizar una operación muy difícil. Ésa es la razón por la que al principio de la semana contactaron con él para que les ayudara con sus conocimientos durante la operación . Una paciente joven sufre una hemorragia cerebral y necesita que la operen para detener la hemorragia. Rohan acitva su unidad de telepresencia y en pocos segundos puede ver claramente a los miembros del equipo y a la paciente ya anestesiada y lista para la cirugía. Mientras sus colegas empiezan a abrir el cráneo, Rohan dirige la representación holográfica conectada a la cámara en el quirófano para localizar el punto exacto de la hemorragia. Luego activa los instrumentos robóticos y empieza a manipular delicadamente el tejido del cerebro. Rohan dirige al equipo en hindi, su idioma materno, que es traducido automáticamente al cantonés que es la lengua del resto del equipo. Esta tecnología de traducción simultánea, introducida en 2020, ha hecho que el aprendizaje de lenguas especializadas sea innecesario, excepto para aquellos a los que les gusta aprender idiomas como hobby….”

Lynda Gratoon

Prepárate: el futuro del trabajo ya esta aquí

Un Saludo

 

Anuncios
Estándar
General

MOOC´s (massive open online course)

Hace unos días cayó en nuestras manos un artículo en el Herald Tribune, con un artículo bastante interesante,si bien se infla un poco la situación a nuestro entender, pero deja verdades que en el medio largo plazo, pueden ocurrir , … pero en el artículo hay dos datos, que nos dejan bastante satisfechos por su significado …. actualmente hoy en día todo está en Google, y a la larga, no te van a valorar, por lo que un diploma, un folio con un buen sello de una institución certifique que los conocimientos que ese folio describen son ciertos o no …, sino que el conocimiento se tendrá que renovar, aumentar, en un constante aprendizaje, y que en definitiva, te valorarán sobre lo que puedas hacer con tu conocimiento “real”. La revolución MOOC´s, (massive open online course) de la que se ha hablado, y se habla en desde hace meses, es como argumenta Thomas L. Friedman una realidad, sin embargo, no creemos que todo sea color de rosas. No consiste tal vez en que podamos hacer todos los cursos que queramos o deseemos, ( o tal vez, si ), pero dentro de este mundo fragmentalizado, en el que vivimos, nos lleva a elegir, y una vez elegido, acabar, es ahí, donde está el merito de MOOC´s, ¿por que cuantos cursos se pueden empezar, pero cuantos acabar …?

Sin duda, también es un toque de atención para el profesorado, ¿Por que cuantos profesores no se han actualizado en años, y siguen con su reputación en instituciones, transmitiendo un conocimiento obsoleto, respaldados por planes de estudios y reformas estudiantiles, obsoletas desde el principio de su andadura?

Tal vez esté ahí, el triunfo de MOOC´s, como patada de rabia, de miles de personas fustradas, por la suerte o desgracia de profesores caducos, que les han tocado en sus estudios y carreras, y tal vez este en MOOC´s, el aspirar a conocimientos que en “in situ”, no pudieron adquirir, ….

just my imagination

El artículo nos recordó mucho a Lynda Gratton, en su libro “The Sift”, “El problema al que hoy se enfrentan los generalistas es que el contrato tradicional, que les aseguraba la permanencia en su puesto de trabajo, ha caducado -dejándolos a su suerte en un mercado laboral que no valora especialmente sus conocimientos generales y su trayectoria profesional dentro de una sola compañia. “, “ Podemos concluir entonces que para tener éxito en el futuro, necesitaremos profundizar en nuestros conocimientos y habilidades. Sin embargo, para ello tendremos que decidir qué habilidades y conocimientos serán más valorados en el futuro y asegurarnos de desarrollar más de uno de ellos en profundizad o lo que sería lo mismo, adquirir varias habilidades”. Tal vez ahí es donde radique la riqueza de MOOC´s.

Adjunto os dejamos el link 

 

http://www.nytimes.com/2013/03/06/opinion/friedman-the-professors-big-stage.html?_r=1&

 

The Professors’ Big Stage
By THOMAS L. FRIEDMAN
Published: March 5, 2013

I just spent the last two days at a great conference convened by M.I.T. and Harvard on “Online Learning and the Future of Residential Education” — a k a “How can colleges charge $50,000 a year if my kid can learn it all free from massive open online courses?”

You may think this MOOCs revolution is hyped, but my driver in Boston disagrees. You see, I was picked up at Logan Airport by my old friend Michael Sandel, who teaches the famous Socratic, 1,000-student “Justice” course at Harvard, which is launching March 12 as the first humanities offering on the M.I.T.-Harvard edX online learning platform. When he met me at the airport I saw he was wearing some very colorful sneakers.
“Where did you get those?” I asked. Well, Sandel explained, he had recently been in South Korea, where his Justice course has been translated into Korean and shown on national television. It has made him such a popular figure there that the Koreans asked him to throw out the ceremonial first pitch at a professional baseball game — and gave him the colored shoes to boot! Yes, a Harvard philosopher was asked to throw out the first pitch in Korea because so many fans enjoy the way he helps them think through big moral dilemmas.
Sandel had just lectured in Seoul in an outdoor amphitheater to 14,000 people, with audience participation. His online Justice lectures, with Chinese subtitles, have already had more than 20 million views on Chinese Web sites, which prompted The China Daily to note that “Sandel has the kind of popularity in China usually reserved for Hollywood movie stars and N.B.A. players.”
O.K., not every professor will develop a global following, but the MOOCs revolution, which will go through many growing pains, is here and is real. These were my key take-aways from the conference:
Institutions of higher learning must move, as the historian Walter Russell Mead puts it, from a model of “time served” to a model of “stuff learned.” Because increasingly the world does not care what you know. Everything is on Google. The world only cares, and will only pay for, what you can do with what you know. And therefore it will not pay for a C+ in chemistry, just because your state college considers that a passing grade and was willing to give you a diploma that says so. We’re moving to a more competency-based world where there will be less interest in how you acquired the competency — in an online course, at a four-year-college or in a company-administered class — and more demand to prove that you mastered the competency.
Therefore, we have to get beyond the current system of information and delivery — the professorial “sage on the stage” and students taking notes, followed by a superficial assessment, to one in which students are asked and empowered to master more basic material online at their own pace, and the classroom becomes a place where the application of that knowledge can be honed through lab experiments and discussions with the professor. There seemed to be a strong consensus that this “blended model” combining online lectures with a teacher-led classroom experience was the ideal. Last fall, San Jose State used the online lectures and interactive exercises of M.I.T.’s introductory online Circuits and Electronics course. Students would watch the M.I.T. lectures and do the exercises at home, and then come to class, where the first 15 minutes were reserved for questions and answers with the San Jose State professor, and the last 45 were devoted to problem solving and discussion. Preliminary numbers indicate that those passing the class went from nearly 60 percent to about 90 percent. And since this course was the first step to a degree in science and technology, it meant that many more students potentially moved on toward a degree and career in that field.
We demand that plumbers and kindergarten teachers be certified to do what they do, but there is no requirement that college professors know how to teach. No more. The world of MOOCs is creating a competition that will force every professor to improve his or her pedagogy or face an online competitor.
Bottom line: There is still huge value in the residential college experience and the teacher-student and student-student interactions it facilitates. But to thrive, universities will have to nurture even more of those unique experiences while blending in technology to improve education outcomes in measurable ways at lower costs. We still need more research on what works, but standing still is not an option.
Clayton Christensen, the Harvard Business School professor and expert on disruptive innovation, gave a compelling talk about how much today’s traditional university has in common with General Motors of the 1960s, just before Toyota used a technology breakthrough to come from nowhere and topple G.M. Christensen noted that Harvard Business School doesn’t teach entry-level accounting anymore, because there is a professor out at Brigham Young University whose online accounting course “is just so good” that Harvard students use that instead. When outstanding becomes so easily available, average is over.

Estándar
Books, General, Quality

Nos han educado en un mundo que ya no existe

by make experience

by make experience

“Nos han educado en un mundo que ya no existe”, es una frase de Ken Robinson, que este fin de semana leyendo la prensa, se nos ha quedado en la memoria, y nos ha hecho recordar un libro que hemos tenido la suerte de toparnos con él, suerte porque recomendamos su lectura, si queremos vislumbrar un poco el futuro, sobre todo acerca de la vida laboral, y los nuevos problemas a los que desde hace muy poco nos tenemos que enfrentar, como son la globalización, la fragmentación, el aislamiento y otra clase de factores que bien relata Lynda Gratton en su libro The Sift, o la traducción que ha tenido en castellano, “ Prepárate: el futuro del trabajo ya está aquí”, si bien no vamos a relatar el libro, si queremos hacer hincapié acerca de uno de los temas en donde Lynda despliega un gran énfasis, la fragmentación y como esta se ha metido muy lentamente en nuestras vidas sin que nos demos cuenta,.

The Shift: The Future of Work is Already Here

Lynda nos invita a reflexionar, a dejar por un momento de visitar nuestra bandeja de entrada de correos, de abandonar por unos momentos el ring de nuestro móvil, con unas preguntas que aunque a veces parecen que van a rellenar todo la hoja, sin duda no dejan indiferente al lector, ejemplos como

¿ Qué consecuencias tiene que la globalización y la tecnología estén haciendo que las vidas de la gente en los países desarrollados sean cada vez más fragmentadas?

¿Qué necesitamos para volver a encajar los fragmentos de nuestra vida laboral y darles mayor cohesión? ¿Qué wanecesitamos para construir una vida laboral con más espacio para la concentración prolongada, más tiempo para el aprendizaje en profundidad, y para una vida en la que la fantasía y el juego tengan cabida? ¿ Que podemos hacer para forjarnos una vida laboral que no nos deje agotados ni nos despoje de nuestra energía y nuestro talento?

Y es que por ejemplo según Ken Robinson en pleno siglo XXI, todavía se sigue educando para tener una “mentalidad de empleado”, sin darnos cuenta que la era industrial ha terminado con todas las consignas laborales y académicas. En la emergente era del conocimiento, el motor de la economía son las ideas, la creatividad y la innovación de servicios que mejoren nuestra calidad de vida. “Es hora de ofrecer talento y de aportar valor añadido…”

Lynda Gratton propone al menos tres cambios que podrían garantizar que nuestra vida laboral no se rompa en pedazos debido a la fragmentación.

La construcción de un vida laboral que esté basada en la maestría … desarrollar una carrera a partir de la dedicación y la concentración –nos recuerda que se necesitan unas 10.000 horas para aprender algo en profundidad. Y para ello necesitamos fuerza de voluntad para resistir a la tentación de la fragmentación y estar dispuestos a dedicar el suficiente tiempo a la formación, al aprendizaje y a la práctica.

Ser consciente que lo opuesto a la fragmentación no es el aislamiento. El reto propone Lynda es construir una vida laboral futura centrada en nuestros objetivos personales y al mismo tiempo construir relaciones significativas con otras personas. A través de las relaciones que establecemos quizás podremos compartir y simplificar el trabajo. Comprender que nuestra vida se fragmenta cuando intentamos hacer todo por nuestra cuenta en lugar de crear redes lo suficientemente sólidas para liberarnos de llevar la carga sobre nuestros hombros. Además nuestra relación con los demás aportará un importante equilibrio ante la fragmentación, pues pertenecer a una solida comunidad regeneradora de gente que nos quiera y nos apoye podría ayudarnos a organizar nuestro tiempo.

Finalmente pasar de consumidor voraz a productor apasionado, como cambio significativo a la hora de enfrentar los desafíos de una vida laboral cada vez más fragmentada. Este cambio trata fundamentalmente de la manera en que elegimos vivir nuestra vida laboral y nuestra disposición a hacer elecciones valientes, a enfrentarnos a las consecuencias de estas elecciones…

No queremos enrollarnos más, pero dejamos este post con una cita de Mark Twain “Cada vez que te encuentres en el lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar”

Saludos y tened un buen día

Estándar
Books, General

La pregunta decisiva 2.0

Después de la lectura del libro de Lynda Gratton, el cual desde make experience recomendamos su lectura, “The Shift, the future of work is already here” y que en futuras entradas, ya os iremos hablando de él, y de la visión de esta gurú de negocios y del mundo de las empresas, pero como os relatamos ya iremos tratando la postura de Lynda Gratton en futuras entradas.

Pero esta semana nos ha llamado la atención el libro ” La Pregunta Decisiva 2.0.” de Fred Reichheld con Rob Markey,un poco acerca de cómo pueden reaccionar las empresas, en el mundo de las redes sociales, internet, cuando las opiniones son como un virus que avanza rápido y se contagia, y otros ítems como la formación de los trabajadores, los cuales si no están bien formados o sencillamente no creen en la empresa, surge un gran problema porque son quienes transmiten los valores de la empresa, entre otros aspectos que también relata el libro,… en las próximas entregas os iremos relatando su punto de vista, …

Estándar