Estés donde estés, Pura Vida

Ayer escuche la noticia de tu perdida, estaba en la cocina preparando una dorada con gambas, y en la radio, anunciaban tu muerte. Te vas joven, muy joven …

 

El caso es que no ubicaba tu nombre, pero me resultabas próximo, tu nombre no me resultaba ajeno. En la noche al prender la radio, repetían tu noticia, pero seguía sin ubicarte,…

 

Y ha sido hoy en la mañana, preparando el desayuno, escuchando la radio, cuando al escuchar las noticias, he recordado tu nombre impreso en la portada de uno mis libros, que guardo con placer en mis memorias,…

 

Permiteme agradecerte tu libro, tu historia, tus páginas, tus palabras, lograste engancharme a la historia que contabas, a los personajes que vivían su historia. Lograste que al acabar el libro, mi próximo objetivo fuese conseguir un billete de avión y acabar tocando la arena de Manuel Antonio, o cruzar de punta a punta todo el país para acabar en Puerto Viejo. Descubrir un país fascinante, en el que deseo volver cada vez que cierro los ojos., y todo eso fue gracias a ti.
De nuevo, mil gracias y estés donde estés, Pura Vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s