Nos han educado en un mundo que ya no existe

by make experience
by make experience

“Nos han educado en un mundo que ya no existe”, es una frase de Ken Robinson, que este fin de semana leyendo la prensa, se nos ha quedado en la memoria, y nos ha hecho recordar un libro que hemos tenido la suerte de toparnos con él, suerte porque recomendamos su lectura, si queremos vislumbrar un poco el futuro, sobre todo acerca de la vida laboral, y los nuevos problemas a los que desde hace muy poco nos tenemos que enfrentar, como son la globalización, la fragmentación, el aislamiento y otra clase de factores que bien relata Lynda Gratton en su libro The Sift, o la traducción que ha tenido en castellano, “ Prepárate: el futuro del trabajo ya está aquí”, si bien no vamos a relatar el libro, si queremos hacer hincapié acerca de uno de los temas en donde Lynda despliega un gran énfasis, la fragmentación y como esta se ha metido muy lentamente en nuestras vidas sin que nos demos cuenta,.

The Shift: The Future of Work is Already Here

Lynda nos invita a reflexionar, a dejar por un momento de visitar nuestra bandeja de entrada de correos, de abandonar por unos momentos el ring de nuestro móvil, con unas preguntas que aunque a veces parecen que van a rellenar todo la hoja, sin duda no dejan indiferente al lector, ejemplos como

¿ Qué consecuencias tiene que la globalización y la tecnología estén haciendo que las vidas de la gente en los países desarrollados sean cada vez más fragmentadas?

¿Qué necesitamos para volver a encajar los fragmentos de nuestra vida laboral y darles mayor cohesión? ¿Qué wanecesitamos para construir una vida laboral con más espacio para la concentración prolongada, más tiempo para el aprendizaje en profundidad, y para una vida en la que la fantasía y el juego tengan cabida? ¿ Que podemos hacer para forjarnos una vida laboral que no nos deje agotados ni nos despoje de nuestra energía y nuestro talento?

Y es que por ejemplo según Ken Robinson en pleno siglo XXI, todavía se sigue educando para tener una “mentalidad de empleado”, sin darnos cuenta que la era industrial ha terminado con todas las consignas laborales y académicas. En la emergente era del conocimiento, el motor de la economía son las ideas, la creatividad y la innovación de servicios que mejoren nuestra calidad de vida. “Es hora de ofrecer talento y de aportar valor añadido…”

Lynda Gratton propone al menos tres cambios que podrían garantizar que nuestra vida laboral no se rompa en pedazos debido a la fragmentación.

La construcción de un vida laboral que esté basada en la maestría … desarrollar una carrera a partir de la dedicación y la concentración –nos recuerda que se necesitan unas 10.000 horas para aprender algo en profundidad. Y para ello necesitamos fuerza de voluntad para resistir a la tentación de la fragmentación y estar dispuestos a dedicar el suficiente tiempo a la formación, al aprendizaje y a la práctica.

Ser consciente que lo opuesto a la fragmentación no es el aislamiento. El reto propone Lynda es construir una vida laboral futura centrada en nuestros objetivos personales y al mismo tiempo construir relaciones significativas con otras personas. A través de las relaciones que establecemos quizás podremos compartir y simplificar el trabajo. Comprender que nuestra vida se fragmenta cuando intentamos hacer todo por nuestra cuenta en lugar de crear redes lo suficientemente sólidas para liberarnos de llevar la carga sobre nuestros hombros. Además nuestra relación con los demás aportará un importante equilibrio ante la fragmentación, pues pertenecer a una solida comunidad regeneradora de gente que nos quiera y nos apoye podría ayudarnos a organizar nuestro tiempo.

Finalmente pasar de consumidor voraz a productor apasionado, como cambio significativo a la hora de enfrentar los desafíos de una vida laboral cada vez más fragmentada. Este cambio trata fundamentalmente de la manera en que elegimos vivir nuestra vida laboral y nuestra disposición a hacer elecciones valientes, a enfrentarnos a las consecuencias de estas elecciones…

No queremos enrollarnos más, pero dejamos este post con una cita de Mark Twain “Cada vez que te encuentres en el lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar”

Saludos y tened un buen día

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s